Marìa Cruz Dìaz Alvarez

_MG_0739

Los agrónomos de todo el mundo se unieron para ganar los retos mundiales
La importancia de la asociación de ingenieros y temas agrícolas del mundo que surgió del Congreso Mundial sobre todo el hambre en el mundo, en la entrevista exclusiva al Presidente de la AMIA, María Cruz Díaz Alvarez

Rosanna Zari
Director de “AF Dottore Agronomo e Dottore Forestale”
direttore.af@conaf.it

 

Presidente, cuál es la AMIA?
La Asociación Mundial de Ingenieros Agrónomos es una entidad de carácter privado, nació con el objetivo de organizar un Congreso Mundial de la revista Ingeniería Agrícola (y en algunos casos de profesionales de Agronomía) donde se puede compartir y discutir los problemas que los países separados están experimentando en el campo de la agronomía, en la agricultura, y en nell’agroindustriale agro, con el objetivo de ser capaz de encontrar las capacidades nuevas o diferentes que nos permiten abordar y resolver.

 

Quién forma parte de él?
Hay actualmente forman parte de las asociaciones de ingenieros y agrónomos Agronomía profesionales de todo el mundo, como la esfera privada de los ciudadanos. Al día de hoy pertenecen a cuarenta asociaciones, representadas a nivel nacional o regional, en gran medida, agrupados en asociaciones transnacionales. Del mismo modo, hay profesionales independientes que participan y colaboran con la asociación.

 

Cuáles son las actividades?
La actividad principal, y no el menos importante, es asegurar la realización de un congreso cada cuatro años, por lo que es el punto de referencia para los ingenieros y los agrónomos que durante los cuatro años de preparación se forman grupos de discusión para mejorar el trabajo presentado y garantizar el intercambio de ideas en todo el mundo. Nos gustaría ser la asociación que existe para ser utilizado por los ingenieros agrícolas de cualquier parte del mundo. ¿Quién no necesita saber quién es la hora de diseñar o trabajar como un equipo en otro país, tales como los planes de desarrollo de existir en otro lugar, por ejemplo, los avances, tales como incentivos para la internacional se puede optar, dónde, y cómo reconocer la evidencia y los ingenieros agrónomos? Estas respuestas deben ser unos objetivos a medio plazo de la AMIA y de esta manera formar nuestra propia red de contactos profesionales.


Cuál es la misión de la asociación?
La agrupación de los ingenieros agrícolas, porque desde el punto de vista de la igualdad y la solidaridad puede conocer, evaluar, valorizar y, en su caso, se ayudan mutuamente. También debo reconocer que el único conocimiento y reconocimiento es una gran obra social.


Tras las conclusiones del Congreso Mundial, AMIA puede dar ayuda para el hambre en el mundo?
En el contexto de la seguridad alimentaria, los ingenieros agrícolas tienen francamente que hicimos bien nuestro trabajo. En este momento, la eliminación del hambre en el mundo no es un problema técnico, este descenso se ha basado en el trabajo y la investigación de todos nosotros. El siguiente paso es llegar a la determinación política de poner fin a esta lacra vergonzosa.


Cuáles son los retos del futuro?
La mejora de la información general y particular, que sea útil para los ingenieros y los agrónomos es un lugar de debate y discusión de los problemas de la agricultura y la ganadería en el mundo.


Quién es María Cruz?
Un ingeniero agrícola orgulloso de ello.


Su carrera profesional?
Yo soy un ingeniero agrícola en la Universidad de Madrid. Médico para la misma universidad, un profesor en el Departamento de Edafología titular (la ciencia del suelo) y la climatología de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos. He trabajado en la conservación y preservación de los suelos en España y varios países de América Latina. Ahora es el subdirector de Cursos Cortos y la Universidad de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo prolongación (uno de los gobierno de las universidades de España), así como Decana del Colegio Oficial de Ingeniería Técnica Agrícola, Centro y Canarias y, lo más importante de todo, soy madre de familia de los dos hijos que me han apoyado siempre en mi carrera profesional, junto con mi esposo. Por supuesto, y con orgullo, yo soy el presidente de la Asociación Mundial de Ingenieros Agrónomos.